Situado en Copenhague 23, cerca de Xaman, en la colonia Juárez, el Wine Bar del Concours Mondial de Bruxelles (Concurso Mundial de Bruselas) abrió sus puertas en julio, aunque apenas está teniendo actividad debido a las medidas recomendadas por la pandemia.

El Wine Bar by CMB es parte de un proyecto iniciado hace más de dos años, que surge de la colaboración entre el sommelier y periodista Carlos Borboa, representante del Concours Mondial de Bruxelles en México y director del México Selection by CMB, y Baudouin Havaux, presidente del Concours Mondial de Bruxelles y director de Vinopres.

El proyecto va mucho más allá de un clásico wine bar. Su objetivo es dar a conocer los vinos premiados por el Concours Mondial de Bruxelles —como los recientemente que arrasaron recientemente en el medallero— así como otros concursos como el México Selection, el Concours Mondial du Sauvignon y el Spirits Selection. 

El Wine Bar sólo servirá vinos con una medalla del Concours Mondial de Bruxelles, lo que da una garantía en calidad. El espacio se abre con 250 vinos, de los cuales 18 se pueden tomar por copeo y se encuentran en una gran pizarra montada en la pared al entrar al lugar. Hay una cava gigantesca abierta al público —la más grande de Latinoamérica— que exhibirá hasta 700 etiquetas de los 54 países diferentes que participan en el Concurso Mundial de Bruselas.

El Wine Bar by CMB alberga el primer pabellón de vinos de Ningxia en México y América Latina, una cava decorada al estilo chino. Su oferta gastronómica es “Finger Food”, sin uso de cubiertos, pues se busca ofrecer una experiencia casual y de calidad, con tapas y pinchos que cambiarán semanalmente, hay tacos de pulpo, tacos de rib eye y pizzas, entre otras opciones.

El precio tanto de los vinos como de la comida es bastante accesible —hay opciones desde $55 por copeo de 50 ml y snacks desde $80—. Además de vino, se ofrece té avalado por la Escuela Mexicana de Té.

 

Fuente: https://winebarbycmb.com/

Leave a Reply