creativos disruptivos

Grupo Ayanti

FORMAS DE COCINAR Y DISFRUTAR LOS CAMARONES

Calientes, fríos, en ceviche, amenizando una paella o hasta solitos, los camarones son ese ingrediente del gusto de todos y que quieres saber cocinar.

Date un lujito, córrele al mercado de pescados y mariscos más cercano y prepáralos de alguna de estas formas.

Además de que es una proteína animal excelente para el cuerpo, nadie puede negar el placer que provoca cocinar, comer y disfrutar de unos buenos camarones.

Son versátiles: van bien con preparaciones muy saladas pero también con salsas dulces, marinadas aciditas y otros ingredientes umami como los hongos o el alga nori, tan socorrida en la cocina japonesa.

Aquí te damos algunos tips y formas de aprovecharlos de la mejor manera posible.

AGUACHILE

La receta original es una mezcla de chiltepín y agua con sal para marinar esos camarones maravillosos que se encuentran en las costas de Sinaloa; sin embargo, esta preparación evolucionó a ser verde, negra o roja; siempre y cuando tenga chilito y un elemento ácido, hay garantía de sabrosura.

Prepáralos en 10 minutos: necesitas limón verde, chile serrano, sal, cebolla morada y pepino. Todo eso lo mezclas con los camarones sin cocinar y listo ¡Antojo cumplido!

CALDO DE CAMARÓN

Si te gusta la fiesta y aún no descubres los encantos del coctel de camarón un día de resaca, aún estás a tiempo para cocinar uno de los mejores levantamuertos del mundo.

Generalmente se hace con camarones secos y también frescos; la clave está en hacer un caldito con los sabores de ambos y que ese fondo esté aromatizado con chile guajillo, chipotle y ancho. Para acompañar no te olvides de unos cubitos de papa y zanahoria así como unas gotas de limón verde.

COCTEL ESTILO ACAPULCO

La bahía que enamoró a Frank Sinatra en los años 50 y que después se volvió el destino turístico mexicano por excelencia tiene varios secretos gastronómicos que vale la pena probar; el más famoso es este coctelito perfecto para un día de calor.

No hay mucha ciencia aunque parezca que sí; el secreto es hacer una salsa que equilibre la dulzura y acidez de la cátsup con un poco de limón, refresco de lima y acompañar con guarniciones como cebolla morada, aguacate, camarones cocidos y un paquete de galletas saladas.

AL COCO CON SALSA DE TAMARINDO O MANGO

Si eres de aquellos que prefieren cocinar camarones en lugar de aprovecharlos crudos, esta opción tiene una combinación dulce, salada y ácida que no puedes perderte.

Lo primero que debes hacer es conseguir coco rallado, concentrado de tamarindo y camarones tamaño mediano. Primero cubre a nuestro protagonista en harina, pásalo por huevo y empaniza con el coco y un poco de panko. Fríe en aceite muy caliente y ya tienes la mitad de la receta lista.

Para la salsa, solo basta armonizar el concentrado de tamarindo con chilito piquín y un poco de sal. Puedes sustituir con mango y el resultado será sublime.

AL GRILL

De todas, esta es la forma más sencilla de cocinar camarones. Te recomendamos comprar los más grandes que encuentres y llegando a casa pélalos, ábrelos por la mitad por la parte de abajo, de modo que quede una mariposa; ponlos en la parrilla o mejor aún, el asador.

Solo basta agregar un poco de sal de grano para disfrutar su sabor en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *