creativos disruptivos

Grupo Ayanti

MEZCAL CREYENTE

Desde la época precolombina, los brebajes fermentados a base de agave han sido considerados un elixir sagrado, herramienta necesaria para que los sacerdotes conectaran con los Dioses. A los Dioses de las bebidas se les conocía colectivamente como “centzon totochtin”, hijos de Mayahuel, Diosa del Agave.

El agave brota de la unión divina de la tierra, la lluvia y el sol quienes se alían durante más de 6 años nutriendo al agave y aportando una parte de sí. Sabores que se arraigan a la tierra, se recargan con el sol y crecen con la lluvia.

El agave fue un regalo de los Dioses al hombre y fue utilizado como vestimenta y construcción. Posteriormente los mismos Dioses mandaron un rayo que al caer en un agave provocó un fuego incandescente que terminó cociéndolo, siendo este el origen del mexcalli o “agave cocido” en español, bebida que hoy en día conocemos como mezcal.

Durante el proceso artesanal de elaboración de Mezcal Creyente se utilizan hornos de piedra con mezquite para otorgar su característico sabor ahumado. La piña se muele utilizando un molino de piedra para extraer sus jugos. Los jugos se fermentan en tinas de madera y posteriormente se destilan en pequeños alambiques de cobre. Después del proceso de destilación, los mezcales de ambas regiones se ensamblan para crear un nuevo mezcal extraordinario.

Mezcal Creyente cuenta con tres variantes: Espadín, Tobalá y Cuishe. Siendo la perfecta combinación entre el mundo místico y la cultura mexicana.

Mezcal Creyente es una bebida enigmática y espiritual, proveniente de las regiones de Valles Centrales y Sierra Sur de Oaxaca. Representado por la quimera, un ser mitológico que simboliza la alianza de los elementos que dan vida a esta bebida.

Quimera Jaguar

·       Un cuerpo suave, aterciopelado y complejo es encarnado por el esquivo jaguar.

·       Notas dulces, frutales y herbáceas son representadas por las ágiles y elegantes patas del ciervo.

·       El sublime sabor a madera de mezquite ahumada unifica los elementos y cobra vida en un símbolo de la tradición mexicana: el águila real.

Quimera Oso

·       Cuerpo Robusto, se expresa a través de la imagen del Oso; fuerte, sabio y audaz.

·       Con dulzura y aguda intuición, el ciervo aporta el carácter terroso y floral

·       De la misteriosa naturaleza del jaguar obtenemos los principios ahumados.

Quimera Armadillo

·       El armadillo, ser que nos invita a la introspección nos remite a su aroma a tierra mojada.

·       Sus notas dulces e intensas son representadas por las garras del águila real.

·       La expresión elegante y poderosa del jaguar representa las notas sutiles a humo.

Mezcal Creyente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *