Justin Chapple prepara esta ricotta simple para casi todas sus reuniones porque siempre recibe buenas críticas. Si lo sirves en pan a las brasas es adictivo, pero también puede ir en crudités.

Tiempo de preparación30 min

Porciones 8

INGEDIENTES

450 gramos de queso ricotta

1 cucharadita de ralladura de limón rallada finamente más 3 cucharadas de jugo de limón fresco

1 diente de ajo, finamente picado

1/4 taza de aceite de oliva virgen extra, un poco más para cepillar y rociar

1 taza mixta de cebollín perejil, menta y estragón finamente picados, y más para decorar

Pimienta y sal Kosher

2 baguettes, cortadas a lo largo

PROCEDIMIENTO

En un procesador de alimentos, haz el puré de ricotta, ralladura de limón, jugo de limón, ajo y 1/4 de taza de aceite de oliva hasta que quede suave. Pasa a un tazón mediano, mezcla las hierbas y sazona generosamente con sal y pimienta

Enciende una parrilla. Con una brocha barniza las baguettes con aceite de oliva. Asa a fuego moderadamente alto, volteando una vez, hasta que esté ligeramente carbonizado, 3 minutos. Rocíe la ricotta con hierbas con aceite de oliva y decora con hierbas y pimienta de grano recién molida. Sirve con el pan.

 

FUENTE: Food & Wine español

Leave a Reply